domingo, 4 de septiembre de 2011

OC-02 Renault 11 Turbo Monte Carlo 1987 Ragnotti

Hace más de un año que comentamos la primera referencia de Octane, el Opel Kadett de Berni (aquí), y poco creíamos que sería la entrada más popular de este blog y casi dobla a la segunda, ni más ni menos que el Bacalao, además de ser el coche que  más nos han preguntado sobre precio o disponibilidad. Por otro lado, curiosidades de Internet sin explicación y del mercado, a estas alturas la referencia que nos ocupa, recién puesta a la venta, ha vendido ya más unidades que su predecesor. Es evidente que hay una mejoría en carrocería y en chasis, pero tienen muchos elementos en común. Siguen dos pilares básicos, unidades de rally olvidados por los fabricantes de Slot, y ese aire de Exinitis, con los detalles de tener en la caja una ilustración del pintor Lluís Bargalló y un Stick que identifica el color del coche. Además rinden homenaje a pilotos, que sin ganar ningún WRC, eran muy populares, y casualidad o no, su decoración comparte "Philips" como espónsor, y lo más importante el año del Rally en que participaron 1987. Y es que este año para los amantes de los Rallys, fue muy especial se suprimió el grupo "B", dejando el protagonismo a los coches de serie, como el que no ocupa, con simples modificaciones homologables...

R11 Turbo Monte Carlo 17-22 Enero 1987
(Jean Ragnotti y Pierre Thimonier, posición final 8º)


...y es que el grupo "B" evolucionaba a un ritmo endiablado, sus producciones mínimas anuales de 200 unidades, y para las modificaciones 20, no eran límites suficientes para que los fabricantes realizaran  máquinas de 400 cv. El accidente del Ford RS 200 de Joaquim Santos, en el rally de Portugal del 86 matando a 3 espectadores, y el fatídico accidente de Henry Toivonen poco después en el Rally de Córcega con su Lancia Delta S4, donde mientras marchaba líder, acabaría cayendo por un barranco e incendiándose quedando los cuerpos de piloto y copiloto irreconocibles, fue definitivo. Eran prototipos demasiado potentes y peligrosos, la FISA tomó la forzada decisión de eliminar la categoría, para el siguiente año dando fin a la época dorada de los Rallys. Curiosamente el equipo Lancia, sería el único que tomando como base su anterior prototipo, lo transformaría en Grupo A, creando el Lancia Delta HF 4WD, estaba claro quien sería el rival a batir, demasiado para el pequeño Ragnotti con su humilde R11.

Ragnotti daría mucho que hablar tan solo con comentar sus anécdotas, a destacar sus a veces llegadas a meta haciendo giros de 360º, colocar un cartel de "se busca" en su coche con la foto de su mayor oponente, o sobre todo la que le costó perder el campeonato de Francia, cuando sacó el pie para saludar a los periodistas en pleno tramo, sufriendo una salida. Estaba claro que era el más simpático de la parrilla, pero también uno de los mejores pilotos, que solo su fidelidad con la escudería Renault, y su declarado poco interés por tener un buen palmares a cambio de divertirse en las carreras, evitaron que tuviera victorias mundiales. Aunque no fue su mejor Monte Carlo en la edición del 87, más después de ganar en el 81, pero haciendo balance anual  y pese a solo disputar 5 de 13 Rallys del WRC, no obtendría ningún abandono, y un destacado 5 en la general, llevando a Renault como 3º por equipos, solo por detrás de Lancia y Audi. Muchos consideran a Ragnotti, como el Dios o el acróbata, y con unos apodos de tal calibre, lo que hizo en el Rally de Portugal quedando segundo aquel año con su R11 y poniendo en aprietos a el todo poderoso Lancia, sería como si el Nápoles de Maradona vapuleara a el actual Barça de Guardiola. Decoración por otro lado, más que interesante para emparejar esta unidad de Octane.

Es extraño pero fuimos los únicos en darnos cuenta que el Opel de Berni tenía un problema con las calcas en la edición del Rally Valeo, en esta ocasión no podemos más que certificar que todas las calcas están correctísimas. Su matrícula "8416 YD 91", solo usada por "Jeannot" en sus rallys consecutivos de MonteCarlo y Portugal de 1987, pero que en este último ya usaría la decoración de la ilustración de Bargalló con el bicolor blanco/amarillo es totalmente inequívoca. La antena(algo corta) y la luneta térmica vienen a parte para colocarse, interesante por que aunque se agredece que se intente ser fideligno en todos los detalles, la luneta ha quedado con líneas demasiado gruesas, con lo que se recomendaría no colocarla. A destacar el molde más conseguido que el anterior, alcanzado mayor realismo gracias al relieve de calandra, faldones, ventanas y capos, muy agradecido los remarcados en ventana negros, correctos tamaños de los limpias y un interior más que aceptable. Además, han evitado que su destino sea solo vitrina, incluyendo un perfecto chasis de competición de MSC con motor de 21.000 rpm, de lo mejorcito de serie. Aunque puestos a pedir, no estaría mal que incluyeran la versión con posición Anglewinder y tracción 4, en cualquier caso material de primera clase. Un eterno "olvidado" menos y contando...

En este caso es el RTR 189/300 built factory.

(Jeannot en el Rally de Monte Carlo 1987)
 

(Dedicado a mi amigo Santi y en su momento babeante Clio Williams, atención al minuto 3:17 pura ciencia ficción)
 

Salud,
Toni Bareta

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.