domingo, 16 de enero de 2011

Talbot Lago T26 GS Spyder Le Mans 1952

Con este coche, MMK complementa una más que interesante historia sobre el piloto Francés, Pierre Levegh(1905-1955). En realidad Pierre Eugène Alfred Bouillin, que como si de un artista se tratara, se creó su propio apodo para las carreras en honor a su tio Alfred Velghe, que hizo lo mismo en la época de 1890-1900(donde tuvo destacadas victorias, siendo uno de los mejores, con los primeros coches franceses de competición de la marca Mors).
Pierre Levegh, exceptuando su primer año de competición en 1937 y su fichaje por el equipo de Neubauer en el 55, siempre corrió con coches Talbot, y si no fuera por la interrupción de la segunda guerra mundial, su palmares hubiera sido mucho más importante.
Quizás su vuelta a la competición, le cogió algo longevo, aún así destacaríamos su 4 posición en las Le Mans de 1951, y su increíble actuación en las Le Mans que nos ocupa 1952, hecho que deslumbró al bueno de Neubauer que quería siempre a los mejores en su equipo. En cualquier caso Levegh siempre será recordado injustamente, por su fatídico accidente y a la postre el más importante de toda la historia de la competición de automóviles, en las Le Mans del 55(83 fallecidos).  Lo nombramos por primera vez, en esta entrada, debido a que comentamos los mercedes 300 sl de Slot Classic, de la misma carrera del coche que nos ocupa.
No deberíamos pensar que el tuvo la culpa en algo, ya que quien se resistería a no fichar por Neubauer y dejar los Talbot, y así correr con el mejor coche del momento. O quien sería capaz de esquivar a más de 300 km/h, en la recta principal de Le Mans, a un inesperado Austin Healey con malos frenos que se colocó de golpe en su trayectoria, (además tenía formas redondeadas en la parte trasera, que lo elevaron fatídicamente hacia la tribuna), debido a su vez a la imprudente y brusca entrada a boxes de un Jaguar pilotado por Mike Hawthorn (con mejores frenos, copiados del Pegaso Bisiluro?), el cual tenía un duelo encarnizado con los Mercedes. Sinceramente, demasiado hizo el bueno de Pierre, que con su última acción de su vida, de auténtico gentleman, levantando la mano, alertó a su compañero de equipo, J.M. Fangio que venía detrás, y que se salvó milagrosamente del accidente y de una muerte segura. Por no hablar del feo detalle del equipo Jaguar, de acabar y ganar la carrera. Pero, volvamos a las Le Mans que nos ocupa de 1952...

Talbot Lago T26 GS Spyder Le Mans 1952, chasis 110056
(Pierre Levegh- René Marchand)

...Levegh estaba cuajando una carrera perfecta, todos los ferraris estaban fuera de la competición, a excepción del 340 de la escudería americana Luigi Chinetti, uno de los 3 mercedes 300 sl ,el de Karl Kling y Hans Klenk, lo mismo por una avería del alternador. En realidad de los 58 que tomaron la salida, a falta de 4 horas para el final, solo resistían 19, entre ellos nuestro protagonista en cabeza liderando gran parte de la carrera. Solo quedaban los otros 2 mercedes, que pudieran hacer sombra a Levegh, en segunda y tercera posición, pero a una distancia considerable, a 4 vueltas. Levegh seguía al frente, además en ningún momento cedió el testigo a su compañero René, probablemente no se fiaba de su pericia como piloto o incluso pudo notar algun problema, que le hizo pensar que su compañero no llegaría a la linea de meta. Además si su compatriota Louis Rosier, con otro Talbot Lago ganó pilotando toda la carrera el año anterior, a excepción de las 2 últimas vueltas(su hijo acabó la carrera, comentado aquí), por que no le iba a salir bien. Neubauer ya daba la carrera por perdida, absolutamente sorprendido por el excelente rendimiento que sacó Levegh con un teórico inferior coche(como premio ficharía por Mercedes acabando en tragedia). Al final tendría un regalo inesperado, a falta de tan solo 1 hora para finalizar la prueba, Levegh rompe el motor, se dice que motivado por el cansancio, se equivocó en un cambio de marchas incorrecto, haciendo sufrir el motor, más de lo necesario. No me imagino que debe ser estar 24h seguidas, dándolo todo sin cometer un solo fallo. En cualquier caso Levegh perdió la oportunidad única, de colocarse en el libro de los records, como único vencedor pilotando toda la carrera. Poco después se cambiarían las normas de las Le Mans, obligando la participación de todos los pilotos.

Todos los Talbot T26, son raros y exclusivos, nunca producidos en grandes cantidades. En el caso del GS Spyder, tan solo se construyeron 23 unidades entre 1950 y 1951, carrozado por Dogarreou, en base a al diseño de uno de los mejores ingenieros aerodinámicos franceses del momento, Charles Deutsch. El motor tuvo que modificarse para hacer competencia a los usados por Mercedes y Ferrari que llegaban a tener 300cv. Así a el motor original Lago de 6 cilindros, se le añadió un doble árbol de levas, se acortaron las varillas de empuje, para una mejor eficiencia de las 12 válvulas, llegando a ser competitivo con 260cv. Además llevaba 3 carburadores Zenith, y una caja de cambios Wilson manual de 4 velocidades.

A excepción del cockpit, muy sencillo y mejorable, con piloto cortado y sobretodo volante sin radios, el resto del conjunto podríamos decir que es una muy buena creación, donde resaltan los detalles de faros, delanteros y traseros, capó muy bien reproducido y regilla metálica frontal. Además, parece que Víctor tiene muy bien cogida la medida a los colores reales de toda la serie  "Slot France", donde predomina un precioso azul claro lemansero.

Como siempre en caja de anécdota, con chasis estándar de Slot Classic, pero rodeado de una agradecida pieza en resina, para completarlo y evitar mostrar el interior.

(Espectacular vídeo, donde podremos ver a nuestro protagonista, entrando y saliendo de boxes...además Neubauer, los Mercedes 300 sl, Pierre Levegh siendo consolado...Brutal!!!)
video


Salud,
Toni Bareta

5 comentarios:

DEMO dijo...

Fabuloso artículo de unas 24 horas de Le Mans realmente épicas.

Nada que decirte del texto, ni mucho menos de las fotos, siempre fantásticas. Con respecto a las fotos de época me las guardo a buen recaudo, que es realmente difícil encontrar fotos de la época de un coche como el que compartes y de esa calidad. Fantástico..., hasta los andares.

Salud

Toni Bareta dijo...

Vaya Demo, eres un crack, no me has dado tiempo a una practica que tengo arraigada, publicar y revisar. Quiero decir, que lo leo varias veces, corrigiendo y cambiando hasta que encuentro que es legible. Ahora más o menos esta, aunque seguro que es mejorable. Lo de las fotos increible, puedes pasar de no tener nada a tener de sobras, en cuestión de segundos...Así es internet! Gracias igualmente por lo tuyo, y una vez más por tus comentarios.

Un abrazo,
Toni

Anónimo dijo...

Toni, eres un maestro!...impresionante articulo, coche y por su supuesto su historia "negra".
Un abrazo,
El Conde de Portago

mikel iberslot dijo...

Espectcular !!!!!!!
gran vehiculo , grande la literatura sobre su historia y bellisimas fotos.
La verdad es que uno se siente genial descubriendo blogs tan fascinantes como el tuyo y que son referencia para los demás.
si me permites te seguiré desde el mio y por supuesto pasas a mi lista de enlaces amigos

Felicidades de nuevo , un gran trabajo

Mikel

Toni Bareta dijo...

Bienvenido Mikel, como dicen los ingleses;
"Up to You"
y bueno gracias por vuestros comentarios, aquí el merito si hay alguno, es la historia misma.
Salud,
Toni

Publicar un comentario

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.