lunes, 24 de enero de 2011

Chevron B12 Le Mans 1968

Os presentamos el primer Chevron en disputar las Le Mans de 1968 marca que estaría hasta los 80, pilotado por John Woolfe.  Un acaudalado inglés, que tenía una obsesión como hobby la velocidad y un sueño que acabaría en tragedia, ganar una de las carreras más importantes y de más prestigio del momento, las Le Mans. No en vano uno de sus lemas era "Take on more than you handle and handle it". Como traducción libre y enfocada al automovilismo, podríamos decir algo así como "Conduce un coche que no puedas controlar y domínalo".
Para cumplir su sueño, tuvo la ayuda como socio y patrocinador a el empresario textil Arnold Burton(acabaría casándose con Jane Burton en 1968, heredera directa del imperio textil Burton).
Aunque podamos pensar que éra un piloto amateur, tuvo un bajage de carreras diputadas de unos 10 años, además de preparar y participar en carreras "Dragster". Comenzó en 1959, diputando varias carreras en el autódromo de Kent(Inglaterra), Brands Hatch, con un Jaguar C-Type, su mejor clasificación un 6º puesto.
Pronto Woolfe se daría cuenta que para optar a buenos resultados, debía conducir los mejores coches del momento. Así en 1960, adquiere un Lola-Climax, que le permitió crearse un nombre en la competición. Vivió grandes duelos en las competiciones de coches ingleses, donde sus mejores resultados serían, vencedor en las series de Aintre 200 y de National Open Crystal Palace, en 1961. También adquirió un TVR Grantura, de la empresa TVR de la que era socio Arnold Burton, con el que no tendría un exito relevante en competición. Entre 1964 y 1967, Woolfe tiene un paréntesis en carreras internacionales, pero en 1967 vuelve con fuerza, fascinado por las máquinas Americanas, funda la John Woolfe Racing junto con Burton. Se dedicarían principalmente, a la competición y a la importación de piezas estadounidenses de automóviles, para el mercado Inglés(todavía hoy continua la compañía en actividad con base en Bedford). Compró 2 Cobra de 7 litros, uno lo usaría como versión civil y el otro para la competir con el equipo. Tuvo un año espectacular, siendo el piloto a batir, y demostrando gran habilidad, y a la vez gran coraje para dominar 425cv.
Pero Woolfe, seguía con su principal obsesión, quería ganar las Le Mans a toda costa, el dinero no era un obstáculo, por lo que en 1968 compra un Chevron B12, nuestro protagonista...

Chevron B12 Le Mans 1968 (John Woolfe-Digby Martland)

...Normalmente los Chevron venían equipados con motor BMW de 2 litros, pero Woolfe acostumbrado a dominar poderosas máquinas, lleva el coche a sus talleres de Bolton, para equiparlo nada menos que con un motor V8 Repco 3 litros de 380cv, el mismo que usaba Brabham en sus F1. Para ello tuvieron que aumentar el chasis 7 pulgadas, además de modificar el cuerpo para cumplir las normas de las Le Mans. Aún así, en los tests de marzo de 1968 en Le Mans, los comisarios deniegan su participación, por razones de seguridad. En otras competiciones del mismo año, se muestra intratable, con sendas victorias en los GT de Silverstone y Croft. Por fin llega en septiembre de 1968, las Le Mans que nos ocupa, y los comisarios admiten las modificaciones, aunque el equipo esta descontento, ya que su peso se ha visto sensiblemente aumentado hasta llegar a los 825Kg.

Además el motor, no esta en su mejor momento después de toda la temporada, y en las primeras calificaciones se rompe, con una presión de aceite a cero. En la segunda calificación, con un nuevo motor, hizo un 4:09.35, que le valió para colocarse en 31ª posición, detrás de un GT Chevrolet Corvette. Partió en carrera, desde una posición muy retrasada, pero pronto empezó a escalar posiciones, colocándose en el centro del pelotón. Lamentablemente, y después de 3 horas de carrera, el Chevron es empujado en el paddock, se debe retirar por rotura de junta de culata. Una año más, el sueño de Woolfe quedó en saco roto. Aunque no iba a desistir, y no nos extenderemos por que quizás algún día tengamos que comentar, su 917 de las Le Mans de 1969. Practicamente lo compró a escondidas, los Porsche 917 acababan de estrenarse eran casi prototipos, y fue el primero que se vendió a manos privadas. Casi todos los pilotos desechaban conducirlo por su inestabilidad, de 550 cv y apenas 800Kg. Como colofón podríamos decir, que el testarudo de Woolfe, pagaría con su vida, ya que al llegar al final de la recta de Hunaudieres donde se llegaba a 320 Km/h, pisó la hierba y perdió el control,  estrellándose brutalmente, en la curva de la "Maison Blanche", sin llegar a completar la primera vuelta de carrera, todo por cumplir su sueño, ganar las Le Mans. 

Realizado por MMK para GMC, podríamos destacar su azul  oscuro, con dos franjas amarillas centrales, características que todos los coches del Woolfe llevaban incluido su casco, en honor a los colores de la cuadra de caballos de carreras Dorothy Paget. Lástima que el casco esta pintado de un soso blanco. Aunque podemos destacar las 3 luces del techo, motor simulado en la parte trasera,  un acertado sombreado negro en el cristal delantero, y en general un alto nivel de calcas y molde. En resumen una pieza muy correcta.

Como siempre caja de anécdota, más la no inclusión de papel de GMC con la numeración, y como gran parte de sus modelos, incluyendo el sencillo chasis estándar de Slot Classic.

(Resumen Le Mans 1968)

Salud,
Toni Bareta


3 comentarios:

mulsanne stone by álex dijo...

Hola Toni, muy buena tu entrada sobre el Chevron B12...

Estuve buscando información sobre este coche, pues desde que ha entrado en mi vitrina es uno de mis favoritos, y lo que más me sorprendió de su "vida" es que estuvo desaparecido durante 30 años hasta que, recientemente, lo encontraron (en un pésimo estado de conservación) en una granja de Alemania... aunque al coche le faltaba el motor original, le van a instalar uno semejante procedente de los EEUU...

Respecto a la miniatura, hace muchísimo tiempo que a MMK le pierden los detalles... la razón, supongo, pasará por conseguir un precio más competitivo... pero es una pena que a cada coche, e incluso a la caja, no le dediquen un cuarto de hora más...

Un cordial saludo.

Toni Bareta dijo...

Hola Alex,
Muchas Gracias por tus comentarios, tambien encontré la info, sobre el estado actual, al ver las fotos creí que no sería muy destacado comentarlo, veremos si se animan a dejarlo como se merece. Y bueno sobre los detalles de MMK, no puedo estar más de acuerdo contigo, es una pena pero es lo que hay, prima vender. Aunque ultimamente me reconozco un poco pesao con el tema del chasis y caja...

Un Saludo,
Toni

Anónimo dijo...

el coche de mmk lo veo precioso, los comentarios muy interesantes, por ser un gran amante de dicha carrera. Gracias Josep

Publicar un comentario

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.