jueves, 1 de abril de 2010

CL-11 Ford GT 40 Le Mans 1964

Todo comenzó a principios de los 60, cuando el nieto fundador de la Ford Motor Company, Henry Ford II quería construir un vehículo apto para competir en la famosa carrera de 24 horas de “Le Mans”.  Y fue en la primavera del 63, cuando Henry Ford se enteró de los problemas económicos de Ferrari y la posibilidad de comprar la marca. 

Ferrari incluso permitió que encargados de Ford visitaran sus instalaciones y que se realizaran diversas auditorías para comprar Ferrari,  planteando una oferta de 18 millones de dólares.  Y cuando todo estaba a punto, Enzo se echó atrás al darse cuenta que las intenciones de la Ford eran decidir en los proyectos de carreras, e incluso que no se le permitiría competir en la Indy 500.

Con lo que el enfado de Henry fue mayúsculo, y el campo de batalla serían las Le Mans y el nacimiento de un deportivo Ford capaz de vencer a los Ferrari.

Para llevar esto acabo, Ford comenzó negociaciones con Lotus, Lola Cars y Cooper, pero este último no tenia experiencia en carreras sport y ya declinaba en la F1, y Lotus ya trabajaba con ellos en la Indy 500, y no parecía que pudiera llevar a cabo el proyecto.

Finalmente Ford y Lola firmaron su acuerdo, y comenzaron a trabajar en el nuevo vehículo tomando como base el Lola GT que ya había competido en Le Mans.

La historia de Le Mans lo dice todo, era una carrera que llevaba dominando absolutamente Ferrari desde 1960, la venganza de Henry Ford estaba servida,  la marca americana consiguió arrebatarles su aplastante dominio y ganar todas las ediciones de las 24 Horas de Le Mans entre 1966 y 1969 inclusive, hasta que en 1970 llegase el impresionante Porsche 917 y acabase con esta etapa dorada de Ford en el automovilismo.

Ford GT40 MK1 Le Mans 1964
Decoración de el piloto de Florida Phil Hill y el Inglés Bruce McLaren, que lamentablemente tuvieron que retirarse después de 192 vueltas.

Hobby Classic quiere hacer un homenaje a el primer GT40 que corrió en Le Mans en 1964. Se enviaron 3  GT40 por el equipo equipo de Ford Motor Company, pero ninguno de ellos pudo acabar la competición aunque el piloto Phil Hill consiguió la vuelta más rápida.

Se llamó GT haciendo referencia a gran turismo, y el número 40 representa la altura total del vehículo que es de 40 pulgadas (1016 mm), como dictaban las normas de participación.

Aunque en realidad su primera aparición en escena fue 3 semanas antes el mayo de 1964, cuando los mismos pilotos estrenaban el GT40 en la carrera de 1000Km en Nürburgring, clasificandose segundos pero se tuvieron que retirar en carrera, por rotura de la suspensión.
 Jordi Molist quiso empezar su andadura con su modelo favorito el GT40, dejando un vacío en sus referencias ya que la CL-10 no existe en su catálogo.

 En este caso la referencia RTR CL-11 064/150, en espectacular caja de cartón.

(Video sobre la salida de Le Mans en 1964, donde podremos ver el extreno de los GT40 )

Aunque los inicios no fueron buenos, pronto llegarían los éxitos el más increíble fue en las Le Mans de 1966, con la llegada de los 3 Ford GT40, ocupando las 3 primeras posiciones. 

 (Ford GT40 Le Mans 1966)
Salud,
Toni Bareta

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.