sábado, 12 de marzo de 2011

Abarth 1000SP Le Mans 1969

Abarth con el conocido logo del escorpión, símbolo astrológico de su creador Austriaco, Carlo Alberto Abarth. Ingeniero que a finales de los años 20, destacó como piloto y preparador de motocicletas, pero que después de varios accidentes, deja las motocicletas por la preparación y fabricación de automóviles. Es en 1949, cuando funda en Turín la compañía Abarth &C. Srl., con su amigo piloto Guido Scagliarini. Pronto carrozarían y prepararían, chasis del Ferrari 166/250 y del Porsche 356, además de crear sus propios vehículos Abarth 204 y 205(realmente preciosos para reproducirse en slot), creando su propia escudería de carreras, con nombres ilustres como Tazio Nuvolari, Bonetto, Cortese y Duberti. Donde se especializaron en participar y en muchos casos ganar, subidas en cuesta y carreras GT, en categorías de baja cilindrada. Abarth también se especializó en realizar diferentes piezas de competición, pero sobre todo y aprovechando la experiencia de Carlo en motocicletas, creó una línea de tubos de escape de alto rendimiento, que en 1962 llegaría a la friolera de 260.000 unidades vendidas. Pero si por algo es conocido Abarth, es sobre todo por las preparaciones del Fiat 600, donde llegaba a duplicar su potencia original, con una serie de diferentes kits completos. En paralelo Abarth seguía fabricando prototipos, hoy os presentamos un modelo menos conocido, el Abarth 1000 Spyder, presentado en abril de 1966.

Abarth 1000 Spyder Le Mans 1969

Igual que su anterior modelo Abarth 1000 de competición, el SP utiliza el motor con doble árbol de levas, de 982cc, derivado del Fiat 600D, pero drasticamente tuneado hasta llegar a los 105 CV, capaz de alcanzar los 220 Km/h. Fue colocado en el chasis en el centro, en una estructura tubular, y además se le añadieron 2 radiadores gemelos a cada lado, con tomas de aire en ambos lados de la cabina, para su perfecta refrigeración. El cuerpo era de fibra de vidrio, y era realmente bajo, no llegaba a un metro de altura, y su copkit estaba envuelto de un parabrisas de metacrilato.

Su participación en Le Mans de 1969, fue por los pilotos Mauricio Zanetti y Ugo Locatelli, y aunque estaban provistos de una máquina muy competitiva, sobretodo para ganar la categoría de 1000cc, lamentablemente tuvieron que abandonar después de tan solo 9 vueltas por un fallo en la ignición. Aunque en esta ocasión no tuvieron una participación exitosa, no faltaron carreras con mayor fortuna, con numerosas victorias en subidas en cuesta, además de victorias en su clase en circuitos de interés como en Nürburgring, Mugello, Vallelunga y la Targa Florio. Y deberíamos destacar la victoria en su clase, en los 1000 km. en Monza en abril del 1969, por el propio Mauricio Zanetti.

MMK a través de GMC, nos trae esta reproducción que podríamos catalogar como correcta, ya que aunque con un cockpit más que sencillo, dada su difícil solución por su baja altura, y el detalle de dejarse el retrovisor central, deberíamos destacar el molde y sobretodo sus calcas fieles al original. Quizás la parte trasera es la que ha quedado mejor, además de su particulares características, como la barra antivuelco bien pintada, y el parabrisas que envuelve al cockpit.

Como siempre en caja de anécdota, y con el chasis standard de Slot Classic.

(Espectacular sonido del Abarth 1000 SP)


Salud,
Toni Bareta

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar la colección de Toni Bareta.
Contestaremos tu comentario lo antes posible.